Cómo crear una gran atmósfera al escribir novela

Cómo crear una gran atmósfera al escribir novela Muchos lectores no se dan cuenta de la importancia de la atmósfera en una novela. La atmósfera es el ambiente general que se crea a partir de la descripción del sitio. Puede hacer que los lectores se sientan como si estuvieran allí mismo, en medio de la acción. La atmósfera también puede afectar el estado de ánimo de los personajes y el tono de la historia. A veces, la atmósfera es lo único que se necesita para crear una historia inquietante o aterradora. Si se usa correctamente, la atmósfera puede ser un factor muy poderoso en una novela. Atmósfera y descripción La atmósfera puede ser creada de muchas maneras. Algunos autores usan la descripción detallada del sitio, mientras que otros usan la sugerencia y el ambiente. En ocasiones, los escritores usan los sonidos y olores para crear una atmósfera más realista. No importa qué método se utiliza, todos tienen el mismo objetivo: hacer que los lectores se sientan como si estuvieran viviendo la situación. La atmósfera puede hacer que la historia sea más interesante, misteriosa, aterradora o romántica. A continuación, compartiré tres consejos que te ayudarán a crear una gran atmósfera. Consejos para crear una gran atmósfera en una novela 1. Elige el lugar adecuado. El lugar donde se desarrolla la historia es muy importante para la atmósfera. Si la historia sucede en un lugar oscuro y tenebroso, la atmósfera será más misteriosa. En cambio, si la ubicas en un sitio soleado conseguirás que sea más alegre.    2. Usa la descripción a tu favor. La forma en que describas el lugar y los personajes te ayudará a crear la atmósfera adecuada. Si usas un lenguaje misterioso y evocador, la atmósfera será más misteriosa.    3. Explota las características del personaje. El personaje ofrece al lector una visión muy personal de lo que está sucediendo. A través de su manejo puedes contribuir a modelar la atmósfera para excitar los sentidos del lector y conducirlo al sitio que deseas.   Conclusión El lector debe sentir la atmósfera. Esta puede ser tensa, relajada o alegre. Ahora, es imprescindible comprender que el personaje es uno de los máximos contribuyentes. Por ejemplo, cuando lucha contra un monstruo o vence a un enemigo. En otras ocasiones la atmósfera cambia debido a un terremoto o a un hecho de modifica drásticamente la situación en la que se encuentra inmerso el protagonista. En cualquier caso, la atmósfera es un importante elemento de la novela, y el personaje debe estar a la altura de las circunstancias. Además, la atmósfera también es una fuente de conflictos y motivaciones. Por ejemplo, si el personaje está en una ciudad oscura y peligrosa, su motivación puede ser encontrar una salida o un lugar seguro. En cualquier caso, la atmósfera es un elemento importante que debes tener en cuenta al escribir tu novela.

Cómo escribir una escena de suspense

No importa si estás tratando de escribir una novela de suspenso, una historia corta o incluso un guion para una película, las grandes historias suelen tener una o varias escenas de suspenso. Pero ¿qué hace que una escena de suspenso sea buena? Debajo encontrarás varias preguntas que deberías considerar. Primer paso para crear suspenso ¿Cuál es el objetivo de la escena? ¿Estás tratando de asustar a tu lector o simplemente de mantenerlo en vilo? ¿Qué es lo que está en juego? ¿Hay una vida en peligro? ¿Se trata de un secreto oculto que podría destruir a alguien? ¿Cómo puedes aumentar la tensión? ¿Puedes jugar con los sentidos de tu personaje para hacer que la escena sea más intensa? ¿Qué tan cerca está tu personaje del peligro? ¿Puedes hacer que el lector se sienta como si estuviera en el mismo lugar que tu personaje y experimentar el mismo miedo? ¿Cómo terminará la escena? ¿Hay un giro inesperado o un final sorprendente? Si tienes en cuenta estas preguntas puedes estar seguro de que escribirás una escena de suspenso que no permitirá al lector marcharse hasta el final, pero esto no es todo. ¿Cómo construir una escena de suspenso? Los elementos clave de una escena de suspenso son la tensión, el misterio y el peligro. La tensión se crea a partir de la incertidumbre, ¿qué pasará?, el misterio es lo que mantiene al lector intrigado y el peligro es lo que amenaza al personaje. Para construir una escena de suspenso necesitas incorporar estos tres elementos. Cómo crear suspense en tu escena La clave para crear suspense en una escena de suspenso es mantener al lector en vilo. No puedes darle todas las respuestas de inmediato. Debes dejar que la imaginación del lector haga el trabajo, así que necesitas ofrecer pistas que estimulen la imaginación. Mantén al lector en la oscuridad Al no revelar todos los detalles de la escena, el lector se verá obligado a llenar los espacios en blanco. Esto creará suspense ya que el lector estará tratando de predecir lo que va a pasar. Planificar la escena Reconozco que puede ser un proceso intimidante, pero con un poco de esfuerzo y trabajo duro convertirás tus escenas en grandes hitos de la historia. Pasos ¿Qué pasará en tu escena? ¿Cuáles son los detalles más potentes? ¿Qué creará el terror o la curiosidad? Tómate el tiempo necesario para determinar los elementos de éxito que convertirán el texto en una gran escena de suspense. Si te esfuerzas lo suficiente, al final conseguirás una escena que atrapará a tu audiencia y no la dejará ir hasta el final. Conclusiones Para escribir una escena de suspenso, debes tener en cuenta el ritmo, la acción y el suspense. Debes crear una historia que mantenga al lector intrigado y motivado para seguir leyendo. No te olvides de la planificación. Es una herramienta precisa que te permitirá alcanzar tu objetivo. ¡Anímate a escribir tu propia escena de suspenso! Inspírate en tus lecturas favoritas y deja volar tu imaginación. ¡Seguimos! Ray

7 consejos para describir personajes literarios

7 consejos para describir personajes literarios ¿Alguna vez te has sentido inspirado por un personaje literario? ¿En alguna ocasión has querido crear tu propio personaje literario, pero no sabías por dónde empezar? Estás en el lugar correcto. En este blog, te daremos consejos para describir personajes literarios de manera que sean interesantes, complejos y memorables. Sigue leyendo y descubre cómo puedes dar vida a tus personajes literarios. ¡Te sorprenderás de lo fácil que puede ser! Consejo número 1 Haz que tu personaje se destaque. Ten en cuenta sus rasgos físicos, su personalidad y sus objetivos. Al considerar los rasgos físicos de un personaje, piensa en su apariencia y en la relación de esta última con su personalidad. ¿Tiene algún rasgo físico que lo haga único? ¿Cómo afecta su apariencia a la forma en que interactúa con los demás? Ten en cuenta estas preguntas al describir. Consejo número 2 Haz que tu personaje sea creíble. Asegúrate de que sus acciones y diálogos sean consistentes con su personalidad. ¿Qué motiva al personaje? ¿Cuáles son sus miedos y sus sueños? ¿Cómo se relaciona con los demás? Al desarrollar la personalidad del personaje, piensa en estas preguntas y en cómo afectan su forma de relacionarse con el mundo. Consejo número 3 Haz que tu personaje tenga una historia. Aunque no tengas que contar todos los detalles de su vida, es importante que tenga un pasado vinculado con su presente. Además, asegúrate de introducir vivencias que motiven sus acciones. Consejo número 4 Utiliza los 5 sentidos. Describe no solo lo que ve, sino también lo que huele, siente, oye y saborea tu personaje. Un personaje no solo es la suma de sus recuerdos, también es lo que siente y su manera particular de interpretar la realidad. Si profundizas en la manera como el personaje interpreta el mundo, entonces conseguirás un personaje logrado. Consejo número 5 Sé específico. En lugar de decir "él es un buen hombre", explica por qué es un buen hombre. ¿Tiene un buen sentido del humor? ¿Siempre está dispuesto a ayudar a los demás? ¿Qué rasgos caracterizan a tu personaje? ¿Cuáles son sus señas de identidad? Consejo número 6 Menos es más. No trates de describir todos los detalles de tu personaje de una sola vez. En su lugar, dales a los lectores una idea general de quién es y deja que su personalidad se vaya revelando a medida que avanza la historia. Consejo número 7 Utiliza el diálogo. El diálogo es una excelente manera de revelar la personalidad de un personaje. Deja que tu personaje hable por sí mismo y muéstranos lo que piensa. Conclusiones La forma en que describe un personaje literario puede marcar la diferencia entre una historia que cautiva y una que aburre. A la hora de describir a un personaje, es importante considerar sus rasgos físicos, su personalidad, su historia y su papel en la historia. Con estos consejos en mente, esperamos que tengas éxito a la hora de describir personajes literarios. ¡Buena suerte! Ray

Textos literarios y su vinculación con la estética

Los textos literarios son aquellos que tienen como principal objetivo el entretenimiento. A diferencia de otros tipos de textos, los literarios suelen ser más subjetivos y están escritos con un estilo más elaborado Pueden clasificarse en varios géneros, según su temática o formato. Algunos de los más populares son los cuentos, las novelas, las obras de teatro y los poemas. Cada uno de estos géneros presenta características específicas que los hacen únicos. A continuación, comparto algunas de las características más comunes. Cuentos Los cuentos son uno de los géneros literarios más antiguos. Se caracterizan por ser narraciones breves, que suelen tener un final feliz. Algunos de los cuentos más populares son “Cenicienta”, “Hansel y Gretel” y “La bella durmiente”. Obra dramática Las obras de teatro son un tipo especial de literatura, ya que se destinan a ser representadas en vivo. Recuerda que el drama está concebido para ser representado por los actores, en cambio, la novela se crea para ser leída. Novelas Las novelas son narraciones más largas y complejas que los cuentos. Se caracterizan por tener un argumento más detallado y personajes más profundos. Algunas de las novelas más populares son “Orgullo y prejuicio”, “Drácula” y “Cien años de soledad”. Es frecuente utilizar recursos retóricos en la novela para embellecer la obra y dotarla de mayores posibilidades. El uso de las metáforas y las metonimias, el símil, la antítesis o el despliegue de un amplio vocabulario suele ser común. ¿Cómo están vinculados los textos literarios a la estética? Los textos literarios están vinculados a la estética de varias maneras. En primer lugar, la literatura tiene como objetivo principal la creación de belleza. Los autores buscan transmitir emociones y sensaciones a través de sus palabras, y esperan que el lector experimente esa belleza. En segundo lugar, la literatura tiene una gran influencia en la forma en que la gente percibe el mundo. Los textos literarios pueden cambiar la forma en que la gente ve el mundo y pueden influir en sus decisiones. En tercer lugar, la literatura tiene una gran influencia en la forma en que la gente se expresa. Los textos literarios pueden ayudar a las personas a encontrar las palabras para expresar sus sentimientos y pensamientos. Formas del discurso Se distinguen cinco formas de discurso: narración, descripción, diálogo, exposición y argumentación. El predominio de una de estas formas sobre las demás nos permite distinguir textos narrativos, descriptivos, dialogados, expositivos y argumentativos. Observa que el texto narrativo puede contener descripción, diálogo, exposición y argumentación. En realidad, depende del objetivo del escritor y de su capacidad de fabulación para jugar con las estructuras narrativas y dinamitarlas. ¿Qué caracteriza al discurso narrativo? Es un relato en el que se cuenta una historia. Los elementos que lo conforman son los personajes, el tiempo, el espacio, la acción y el argumento. La estructura del discurso narrativo se divide en tres partes: el inicio, el desarrollo y el final. En el inicio se presentan los personajes y se establece el escenario en el que se va a desarrollar la historia. A medida que avanza el relato, los personajes interactúan. Así es como se desarrollan los conflictos. Finalmente, en el clímax, se produce el desenlace en el que se resuelven todas las cuestiones planteadas. El discurso narrativo puede ser oral o escrito. Usualmente requiere de un narrador que sea el encargado de contar la historia. En la literatura, el discurso narrativo es muy utilizado en géneros como la novela, el cuento o la fábula. Conclusiones Los textos literarios son importantes porque nos permiten conocer diversas formas de expresión y de ver el mundo. A través de la literatura, podemos viajar a otros lugares y épocas, y conocer a personajes que nos enseñan lecciones valiosas. La literatura nos ofrece una forma de escape, de entretenimiento y de reflexión. Es una forma de arte que nos ayuda a comprender mejor el mundo y a nosotros mismos.  

Las ventajas de leer a diario

¿Quién no se ha sentido alguna vez abrumado por la cantidad de información a la que tenemos acceso a diario? Parece que el mundo va cada vez más rápido, inmerso en una espiral que nos arrastra. A veces ni siquiera tenemos tiempo de reflexionar sobre nuestra vida, el amor, la amistad. Sin embargo, siempre nos quedará la lectura como una actividad que nos permita desconectar y pensar tranquilamente. Según diversos estudios (1), leer tiene múltiples beneficios para la salud mental y física. Menciono los más relevantes. Mejora la capacidad de concentración y la atención: leer requiere concentración y atención, lo que hace que el cerebro se ejercite y mejore en estas áreas. Aumenta el vocabulario y la capacidad de comprensión: al leer, se encuentran nuevas palabras y se aprende a usarlas en contexto, lo que mejora la capacidad de comprensión y el vocabulario. Favorece la creatividad: la lectura permite viajar a otros mundos y conocer nuevas formas de ver las cosas, lo que fomenta la creatividad. Relaja y reduce el estrés: leer es una forma de escape que permite relajarse y olvidarse de los problemas cotidianos. Mejora la memoria: al leer, se activan diversas áreas del cerebro, lo que mejora la memoria a corto y largo plazo. Favorece el aprendizaje: leer permite adquirir nuevos conocimientos de forma fácil y rápida. Protege la salud ¿Por qué es importante leer todos los días? ¿Sabías que leer todos los días puede mejorar tu vida de muchas maneras? Si aún no estás convencido, aquí te presentamos algunas de las principales ventajas de leer a diario. Leer te ayuda a concentrarte y a mejorar tu memoria ¿Te has fijado que cuando lees un libro o un artículo, te concentras mucho más que cuando miras la televisión o navegas por Internet? Esto se debe a que leer requiere una mayor participación de tu parte, ya que tienes que imaginar las escenas o las acciones que se están describiendo. Esto hace que tu cerebro se active más y, por lo tanto, que mejore tu capacidad de concentración. Además, leer también te ayuda a mejorar tu memoria. Cuando lees, estás almacenando información en tu cerebro y, si la repites o la relees, estarás reforzando ese aprendizaje. De esta forma, podrás recordar mejor lo que has leído. De más está decir que si quieres escribir un libro o una novela, es imprescindible escribir con regularidad. Leer te hace más inteligente Aunque parezca mentira, leer también te hace más inteligente. Esto se debe a que, al leer, estás enriqueciendo tu vocabulario y estás aprendiendo nuevas formas de expresión. También estás mejorando tu capacidad de análisis y de comprensión, ya que tienes que entender lo que estás leyendo. ¿Qué podemos ganar al leer de manera habitual? Leer de manera habitual aumenta la curiosidad, mejora la comprensión de textos, la gramática y el vocabulario. Favorece la concentración, previene el estrés y es una herramienta para crear vínculos a través de la conversación con otras personas porque enrique los temas de conversación. Conclusiones Si no lees con asiduidad, considera introducirte en la lectura diaria para mejorar tu vocabulario y fortalecer la memoria. Sin lugar a duda, leer es una manera eficaz de proteger tu cerebro ante el envejecimiento y una opción muy eficaz para viajar sin salir de casa y disfrutar de múltiples aventuras. Referencias Según un estudio de 2009 realizado por la Universidad de Sussex (Reino Unido), la lectura puede reducir los niveles de estrés en un 68%, incluso más que escuchar música o ir a pasear. Schwanitz, Dietrich (2006). «1: Historia de Europa». La cultura: Todo lo que hay que saber. España: Punto de lectura.  Szwed, M., Ventura, P., Querido, L., Cohen, L. y Dehaene, S. (2012). “Reading acquisition enhances an early visual process of contour integration”. Developmental Science, vol. 15, páginas: 139–149. Consultado en: doi:10.1111/j.1467-7687.2011.01102.x Golombek, Diego. (2015) Prólogo en El cerebro lector de Stanislas Dehaene.

8 técnicas que debes mejorar para que las editoriales te ofrezcan publicar

El nacimiento de Internet y la publicación online han puesto patas arriba el mundo de la publicación. Sin embargo, en medio de este maremágnum, hay autores que sobreviven porque han sabido interpretar los nuevos tiempos. Hoy comparto las 8 técnicas que están utilizando los autores exitosos para que las editoriales les ofrezcan publicar. El cuento de nunca acabar, la historia repetida una y mil veces ¿Has presentado una, dos o tres novelas a las editoriales sin obtener una respuesta favorable? A veces, ni siquiera te responden. Mientras tanto, el tiempo pasa y los sueños que un día nos emocionaron se convierten en una pesadilla. Es un trago amargo, ¿verdad? A medida que el tiempo transcurre es peor, ¿tendré o no tendré talento? ¿Por qué nunca me eligen? Son algunas de las preguntas sin respuesta que suelen hacerse los autores. Publicar a toda costa, las editoriales piratas En ocasiones, empujados por la desesperación, los escritores recurren a la publicación de sus obras con imprentas que se esconden tras el apelativo de editoriales. (1) En la mayoría de los casos, la aventura termina con el desembolso de una cantidad de dinero considerable por parte del autor, entre 400 y 2000 euros. Después de la presentación de la obra suele ocurrir lo peor, la obra no suscita comentarios, no hay entrevistas en radio ni en televisión y al cabo de un año, cuando la imprenta-editorial liquida nuestras regalías, comprobamos con acritud que hemos vendido 12 libros así que nos corresponden entre 24 y 36€.  8 técnicas que debes mejorar para que las editoriales te ofrezcan publicar  La trayectoria de los talentos que han emergido en los últimos años es muy diferente. Suelen ser autores enfocados en producir textos de calidad media o  media alta (2) cuidan mucho las historias, se preocupan por su marca personal y sobre todo, por su proyección internacional. Si no estás obteniendo los resultados esperados en tu carrera literaria necesitas analizar a fondo tu trayectoria, pero sobre todo necesitas tomar una decisión, seguir tal y como has hecho hasta ahora o probar un camino diferente. Técnica 1, el poder de convocatoria  Buena parte del éxito reside en tener suficiente poder de convocatoria. Los autores del siglo XXI o Indie, (llámalos como más te guste) son capaces de convocar a 70 u 80 personas en una presentación. Esto, ¿por qué ocurre? ¿Lo has pensado alguna vez? La respuesta es sencilla, los autores exitosos tienen una audiencia de seguidores que cuidan y alimentan. Suelen ser activos en las redes sociales, utilizan el email para mantener informada a su audiencia y mucho más importante que todo lo anterior, son escritores auténticos que no venden simulacros. Técnica 2, marca personal y audiencia  ¿Eres un autor tímido? ¿Te molesta ser el centro? Esto no es un impedimento para triunfar en las redes. Se trata en realidad de analizar tu perfil e identificar tus fortalezas. Por cierto, un autor tímido necesariamente no está condenado al fracaso. Todo lo contrario, los autores con una marca personal fuerte y por ende auténtica, suelen conectar de una manera especial con su audiencia. No todos los días acudimos al nacimiento de un autor polémico o agudo en sus juicios. Puedes compensar la timidez con argumentos formidables o ideas originales. Los lectores están siempre ávidos de nuevos contenidos que los hagan vibrar. Encuentra el canal y la frecuencia adecuada, en menos de lo que esperas verás una reacción en cadena que suele traducirse en viralidad. Técnica 3, hablando de virus y elfos ponzoñosos, ¿te importa que te diga perra? El título anterior en realidad no tiene sentido, pero despertó tu atención, es decir, actuó como un detonante porque no sigue una secuencia lógica con el párrafo anterior. Es un mensaje provocador enfocado a las mujeres. Ahora, observa lo siguiente, sé que el 83% de mis seguidores son mujeres, también sé que el 21% de ellas se consideran feministas y un 15% puede sentirse ofendida por utilizar perra en vez de perro. Si utilizo perra refuerzo el estereotipo machista y doy pie a una polémica que puede incendiar las redes. ¿Esto es cierto o falso? ¿Qué opinas? Los escritores que triunfan dominan la lengua y sus matices, saben qué pueden decir y cómo enfocarlo para alcanzar a su audiencia. A esto lo llamo el principio de viralidad. Seguramente los expertos en márquetin le pondrán otro nombre. En literatura y en política cada frase cuenta y nada ocurre al azar. Piensa en ello la próxima vez que redactes una comunicación para tus lectores. Técnica 4, alianzas estratégicas Conocer a otros autores y establecer alianzas con ellos es una estrategia que necesitas seguir. Además, no te limites solo a los autores, contacta con aficionados a la crítica y hazles llegar tu obra. Síguelos, comenta en sus blogs y crea un lazo irrompible. En menos de lo que imaginas verás tu libro reseñado o podrás intercambiar artículos. Esta es una manera segura de multiplicar tu audiencia y expandir tu marca personal. No necesitas salir en la tele para ser popular, basta con trabajar en las redes de una manera inteligente y ser disciplinado. Técnica 5, disciplina y automotivación  Por supuesto que nada se logra sin disciplina y motivación. Si no estás dispuesto a esforzarte y trabajar en tu obra será mejor que abandones porque no conseguirás avanzar ni medio metro, lo digo con toda honestidad, de hecho, te prometo que no avanzarás ni un ápice en la rueda de la fortuna mientras no tengas la actitud correcta. No todas las almas merecen el paraíso y el mundo está lleno de necios con una motivación excepcional y gran disciplina para cumplir su cometido. Técnica 6, el poder de los buenos textos (conectar o morir) Los buenos textos encuentran siempre a sus lectores. Incluso aunque no hagas nada de lo mencionado con anterioridad, si creas buenos textos y los publicas en Amazon (3), al final estos terminarán por salir a la luz. Así ha ocurrido con algunos de los más grandes autores, cito a Jhon William, el autor de Stoner o John Kennedy Tool, el autor de La conjura de los necios, por cierto, dos obras que necesitas leer. Jhon William trabajó como académico en la Universidad de Denver . En vida publicó varias novelas, pero el éxito llegó post mórten. El caso de Kennedy es mucho más triste, diez años después de suicidarse su madre consiguió que publicaran su único libro. La repercusión que obtuvo la obra fue enorme porque delimitó los trazos de una nueva narrativa o lo que es lo mismo, renovó la prosa. En ambos casos, y en muchos otros que puedo citar, estoy pensando en obras cumbres de la literatura universal como La Madre, El doctor Zhivago o El último tango en París, el lector es abocado a un mundo poderosísimo que lo subyuga desde la primera página y lo obliga a devorar una por una las páginas de la obra provocando ira, dolor, desconsuelo, desasosiego, indiferencia o alegría, las emociones pueden variar, pero lo que siempre permanece es la gran capacidad de comunicación de los textos. Se trata de conectar con el lector o morir en el intento y para eso, necesitas poseer una técnica excepcional. Técnica 7, popularidad versus experimentación, por qué necesitas una gota de genialidad No todos podemos ser genios, pero sí es posible incorporar en nuestros textos gotas de genialidad. El trabajo, en este caso, la lectura, la escritura y la reflexión constante nos hacen cada día un poquito más sabios. A veces tengo la sensación de que la vida se trata de un juego, un juego en el que necesitas avanzar cada día un poquito hasta que descubres el verdadero sentido de la existencia. ¿Qué significa ser un genio? Ser un genio significa tener una sensibilidad especial para reflejar nuestra vida, nuestras costumbres. Benito Pérez Galdós recientemente ha sido encumbrado a la categoría de genio de las letras, equiparable a Cervantes, si mal no recuerdo. Al menos eso defendían varios artículos escritos por investigadores ilustres de ciertas universidades. Aclaro que en su momento, Galdós no era tomado en serio como escritor. Y, su ferviente producción, apreciada en su conjunto, lo enmarca como un gran cronista de su época, un autor costumbrista con dotes narrativas que sin embargo, a mi juicio, no es comparable con la agudeza y la fortaleza de Cervantes, un verdadero renovador de la prosa. No obstante, los tiempos cambian y los juicios estéticos adquieren nuevos matices y proporciones, en ocasiones para favorecer a la literatura y en otras, para entorpecer su desarrollo. En serio, si una parte de los intelectuales está reivindicando la figura de Galdós entonces es posible que si trabajas lo suficiente y adquieras la popularidad necesaria, en cien o doscientos años también te otorguen esta distinción, tal vez antes. Resumen o amor con amor se paga  Escribir no es fácil, conseguir un contrato con una editorial es complejo, pero los autores más exitosos han sido capaces de labrar su propio éxito a base de esfuerzo y talento. Las editoriales están interesadas en obras que tengan capacidad comercial, o sea, que entretengan a los lectores. Hay otras que por el contrario, son más sutiles y buscan la excelencia académica, la frase perfecta, las cadencias hermosas, en ambos casos existe una intención económica detrás que ejerce un poderoso influjo sobre los editores. Si vendes en Amazon doscientos o trescientos libros cada mes, incluso menos, si eres mentado en las redes y haces la parte dura del trabajo tendrás no una sino cinco o siete editoriales tocando a tu puerta, a fin de cuentas, amor con amor se paga. *La técnica número 8 la reservo para los comentarios. Notas (1) Las editoriales tradicionales jamás piden dinero al autor. No obstante, la coedición siempre ha existido y existirá. A las editoriales de coedición también se les llama editoriales del ego. (2) A veces son obras mediocres infladas por la publicidad y el poder económico de las editoriales que pagan para crear una figura mediática. (3) Menciono Amazon porque es el equivalente, en nuestros tiempos, a un editor consagrado a la literatura. Una obra puede estar publicada varios años en Amazon sin generar grandes ventas y de repente despertar.

La escena cinematográfica en literatura

La fuerza y el poder de la escena radica, en buena medida, en la capacidad de visualización que ofrecemos al lector. No produce el mismo efecto la introducción de una escena con formato cinematográfico que delinear la ficción prescindiendo de este recurso, en el artículo de hoy hablaremos de las virtudes de la escena cinematográfica y de sus efectos en nuestros lectores. Qué es una escena El término escena procede del latín scena, significa cobertizo de ramas. Era muy utilizado en la Grecia clásica para identificar el espacio de una sala teatral donde debía representarse una obra. Con el paso de los años el término evolucionó, actualmente se utiliza en literatura, cine y televisión.   ¿Por qué la escena? La narrativa ha evolucionado con los años, algunos autores son más duchos que otros en el arte de narrar, sin embargo, un pequeño número de ellos supera con creces a la media, cuando nos adentramos en sus textos las historias cobran vida, tenemos la sensación de que los personajes están vivos y esta sensación se acentúa a medida que avanzamos en la lectura, ¿por qué ocurre esto? La respuesta es muy sencilla, debido entre otras razones, al uso estratégico de escenas. Características de la escena La escena prescinde del narrador para dar voz a los personajes, el tiempo transcurre en el presente y si el narrador posee las habilidades necesarias es capaz de provocar una reacción en cadena en los lectores, primero curiosidad, luego inquietud, ansiedad, miedo y por último, pánico. ¿Acaso no es esto lo que persigue Stephen King en sus obras? ¿Por qué nos sobrecogen sus relatos? ¿Cómo crea sus textos? ¿Utiliza escenas? Leamos un fragmento de After y acerquémonos un poco más al concepto de escena. —¡Theresaaaa! —Mamá, ya bajo. ¡Por favor, deja de gritar mi nombre! —digo mientras bajo por la escalera. Noah está sentado a la mesa enfrente de mi madre, mirando la hora en su reloj de pulsera. El color azul de su polo combina con el azul claro de sus ojos, lleva el pelo perfectamente peinado y ligeramente engominado. —Hola, universitaria —me saluda con una sonrisa perfecta y amplia mientras se pone de pie. Me abraza con fuerza y yo cierro la boca al percibir la excesiva cantidad de colonia que se ha echado. Sí, a veces se pasa un poco con eso. —Hola. —Le sonrío con la misma intensidad, intentando ocultar mi nerviosismo; recojo mi pelo rubio oscuro en una cola de caballo. —Cielo, podemos esperar un par de minutos para que te peines —dice mi madre tranquilamente. Fragmento de After Anna Todd Anna Todd combina los diálogos de los personajes con descripciones que terminan de pintar el cuadro de la ficción. Obliga al lector a fijarse en los detalles que ella considera relevantes y de paso, ofrece una visión general sobre la escena que incrementa la sensación de realidad: “…Noah está sentado a la mesa…”. Así es como el lector recibe suficiente información como para completar los detalles, imaginar la escena y avanzar en la trama. A este método narrativo se le denomina escena, no es nuevo en absoluto y ha sido utilizado con profusión a lo largo de los siglos con mayor o menor éxito. Dostoyevski, Tolstoi, Jane Austen y muchos otros autores han sido verdaderos maestros en el uso de la escena, pero sobre todo, han sido grandes maestros en el arte de captar la atención y de trasmitir emociones “comunicar” a través de la narración. Escena y cine  El cine es el aliado por excelencia de la escena. Los guiones cinematográficos están compuestos por escenas que permiten al espectador organizar la historia y dotarla de sentido, tal y como ocurre en narrativa. Fue en el siglo XX cuando el cine y en general, los medios audiovisuales, irrumpieron con fuerza en la sociedad. Ante su empuje, la radio y la literatura sufrieron. Los niños nacidos bajo el imperio de los medios audiovisuales o los nativos digitales tienen una relación con el mundo muy diferente a los nacidos antes de 1990, considerados analógicos o migrantes digitales. La respuesta de la literatura fue adaptarse a los nuevos lectores y acercar la literatura al cine. En algunos casos incrementando el número de escenas y restando peso al aspecto narrativo (1). Cuando escuchamos el término “escenas cinematográficas” nos referimos simplemente al uso de escenas en nuestros textos que enfaticen el aspecto visual. La discusión  No son pocos los escritores que evitan el uso de esta técnica porque consideran que va en detrimento de la prosa. A mi juicio, el uso de escenas se ha utilizado y seguirá utilizándose con profusión en el futuro. Renunciar a sus beneficios en pro de la defensa de la literatura es un acto, cuando menos, de deslealtad al propio arte narrativo. Ya sabemos lo dado que es a experimentar con otras artes y a renovarse echando por tierra antiguos cánones y tradiciones.  La escena cinematográfica en literatura  Asumo que la literatura seguirá con sus mil vertientes y aristas. Algunos autores serán fieles a la tradición y la defenderán a capa y espada, otros se convencerán de que es necesario adaptar el lenguaje y la técnica a los nuevos retos. En el mundo seguirán naciendo obras experimentales y contestatarias consideradas únicas en su tipo como Cien años de Soledad que coexistirán con El guardián entre el Centeno o Desayuno en Tíffany, a fin de cuentas, el arte y en este caso, cada libro, siempre encuentra sus lectores. Notas Hoy en día algunas novelas poseen una pésima factura, se parecen más a un guion de cine que a una obra literaria.

Siete factores de éxito para publicar en Amazon

Publicar en Amazon se está convirtiendo en una tendencia que amenaza con desplazar a las editoriales del mercado. La crisis del sector editorial está evolucionado hacia un modelo de auto publicación y auto gestión de los escritores utilizando Amazon como punta de lanza.  Cientos de autores se han lanzado a publicar sus obras en formato ebook, sin tener en cuenta los factores de éxito que debemos tener en cuenta para que la publicación de nuestro libro goce de una calurosa acogida. Amazon publicar libro Publicar un libro ya no es noticia. Desde hace varios años existen varias plataformas que permiten la auto publicación inmediata sin costes directos para el autor. Amazon se erige como la plataforma líder, aunque existen muchas otras como: Lulu, Bubok, Google play, Ibookstore, y Noopress, entre otras. La evolución del mercado Según un estudio realizado por la Federación de Gremios de Editores de España, el libro electrónico en España goza de salud. A finales de 2014, las ventas del libro en formato ebook superaron por primera vez las compras de los libros de bolsillo. En concreto, las ventas ascendieron a la cifra de 103,87 millones de euros. Además, indica el informe, El libro digital facturó 110 millones de euros, lo que supone un 37,1% más que el año anterior. En cifras, las ventas de libros en formato ebook representan el 5% del total de facturación del sector. Un reciente estudio de Libranda, por otra parte, asegura que el crecimiento del libro digital en Lengua Castellana es constante. En 2015 creció un 24% respecto al 2014 a nivel global, destacando Latinoamérica con un crecimiento del 31% y Estados Unidos con un aumento del 45%. Teniendo en cuenta estos datos, no es de extrañar el auge que está experimentando publicar en Amazon. Sobre todo, entre los autores noveles, deseosos de ganarse un puesto en el Olimpo literario. Tras analizar los éxitos literarios de varios autores Indie, hemos elaborado un listado con los siete factores que consideramos indispensables para transitar con elegancia y tino por la pasarela de la publicación online. El diseño de portada Reverenciado por unos y vilipendiado por otros. Ausente en muchos títulos ilustres y con una presencia imponente en obras de menor valía. El diseño de portada genera controversias y conflictos. Según la experiencia vital del autor o editor, y según la corriente filosófica que siga, defenderá una u otra postura. Lo cierto es que vista hace fe. Históricamente, la presentación ha jugado un papel preponderante y diferencial en el momento de elegir un producto. Basta con detenerse ante un escaparate durante el tiempo suficiente para comprobar hasta qué punto es relevante el diseño. El envoltorio de los productos se ha convertido en parte de la estrategia de promoción y márquetin entregando un mensaje diferenciador. El mismo principio se aplica a los libros. Una portada profesional con una gran capacidad de sugerencia tiene más posibilidades de despertar la curiosidad del lector que un libro con un diseño mediocre. Los autores consagrados pueden optar por un diseño de portada menos atrayente. En el caso de los autores noveles considero que es un factor a tener en cuenta. La sinopsis del ebbok La redacción de la sinopsis es un punto que debe cuidarse al publicar un ebbok. De ella depende, en buena medida, que un lector decida comprar o no la obra. No ofreceré detalles sobre la sencillez y la concisión, la claridad y la coherencia que debe tener este tipo de texto por considerarlo un tema manido. Sí abundaré en la técnica AIDCA por la importancia de la misma.  El Modelo de comunicación AIDCA Captar la atención del lector es lo primero que debemos conseguir. Actualmente contamos con 4 o 5 segundos, como mucho, para conseguir que un lector siga leyendo. La sinopsis debe reflejar de manera directa y medular de que trata el texto, utilizando los resortes emocionales más efectivos de la obra. Despertar el interés Este es el momento de sumergir al lector en una trama trepidante pero sobre todo, hay que explicitar los beneficios que va a obtener. Más allá de explicar la trama se debe persuadir al lector de los beneficios que va a conseguir una vez que compre la obra. Suscitar el deseo El deseo está muy relacionado con el interés. Si tienes la atención del lector ahora toca convencerlo de que la obra en cuestión es una compra realmente valiosa. En condiciones normales, un lector con interés o motivado tiene muchas más posibilidades de efectuar una compra. El deseo, también está muy relacionado con lo que espera recibir el lector pero sobre todo, surge una vez que las ventajas y beneficios enumerados superan a las desventajas. En el caso de las obras literarias, la sinopsis debe reflejar o sugerir una trama que sea lo suficientemente atractiva como para que el lector desee continuar leyendo.  Generar convicción Debemos trasmitir seguridad y profesionalidad. Esto facilita que las dudas desaparezcan o disminuyan lo suficiente como para que la compra sea efectuada. En mi opinión, no se debe forzar la venta. El lector debe seguir su ritmo. Si entra en contacto con el libro pero no lo compra, es posible que guarde un buen recuerdo del mismo, lo cual es buen indicador. En el futuro puede terminar de realizar la compra.  Provocar la acción. Si la obra se encuentra en Amazon. La opción de compra es evidente y no necesita mayores explicaciones. Consideraciones adicionales En la red pululan los textos cuya sinopsis es exagerada. La redacción está plagada de adjetivos que prometen la posesión y entrega del santo grial. Este estilo enfático y cargado puede funcionar. Desde nuestro punto de vista, no se trata de caracterizar a la obra con atributos que no posee, sino de descubrir su lado más atractivo, pulirlo de manera conveniente y ponerlo ante las motivaciones del lector. Un mensaje equilibrado, que ataque tanto el aspecto emocional como el analítico puede resultar en ocasiones muy beneficioso. Depende en realidad del nivel educativo de nuestro público objetivo, de su educación y de sus intereses. No busca lo mismo una persona acostumbrada a leer novela rosa que un amante del género policiaco. Los dos buscan placer pero son placeres diferentes. La capacidad de síntesis significa decir más con menos. Tanto la capacidad de síntesis como la capacidad de sugerencia están muy relacionados. Se trata de decir más con menos y de impactar en la mente del lector, de modo que se despierte su curiosidad. Ebook y calidad Mucho se ha discutido sobre la calidad de los libros auto publicados en Amazon. Detrás de los libros que se convierten en fenómenos de venta, generalmente hay todo un equipo de expertos que se encargan de mejorar la obra hasta la saciedad. Esto, no obstante, no es sinónimo de calidad. Existe un gran número de ebooks publicados con éxito por editoriales y también auto publicados, que carecen de la calidad necesaria desde el punto de vista literario, como para tomarlos en serio. Aunque, sí debemos aprender una lección. Una obra con poco valor literario pero con un buen trabajo de corrección, puede perfectamente convertirse en un fenómeno de masas internacional. Cito una obra que despejará las dudas: El Código Da Vinci. Nótese que he escrito corrección en vez de edición. La edición implica una revisión más exhaustiva y profesional del texto que puede afectar: la trama, a los personajes, los datos históricos, etc. ¡Seguimos! Ray 

La elección del punto de vista en la ficción

Elegir el punto de vista está relacionado con la respiración de la historia. Precisamente esta es una de las primeras preguntas que debemos hacernos, ¿quién va a contar qué? Esto, por supuesto, nos ofrecerá el tono y contribuirá, en buena medida, el éxito o al fracaso en la elaboración de nuestra ficción. Edgar Allan Poe y el punto de vista  Edgar Allan Poe manejaba con extrema soltura esta técnica. Sus relatos destilan un ambiente soporífero que suele tornarse opresivo. En el Corazón Delator Poe elige un narrador personaje asediado por la neurosis que comete un asesinato. Todavía no se ha enfriado el cadáver cuando se presentan ante la puerta de su residencia tres gendarmes que alertados por un vecino, solicitan inspeccionar el lugar. La distancia de la narración  El narrador personaje nos conduce a través de la historia, nos hace partícipes de los razonamientos y dudas del protagonista. Titubeamos junto a él, somos testigos de su neurosis y en suma, asistimos al espectáculo de su vida narrada desde una perspectiva única. Precisamente esta perspectiva única le otorga al relato gran parte de su fuerza. Pero, detengámonos un instante y leamos un fragmento del relato. “…Sin duda, debí de ponerme muy pálido, pero seguí hablando con creciente soltura y levantando mucho la voz. Empero, el sonido aumentaba… ¿y qué podía hacer yo? Era un resonar apagado y presuroso…, un sonido como el que podría hacer un reloj envuelto en algodón. Yo jadeaba, tratando de recobrar el aliento, y, sin embargo, los policías no habían oído nada. Hablé con mayor rapidez, con vehemencia, pero el sonido crecía continuamente…”. Hagamos una prueba sencilla. Pasemos el narrador de primera a tercera persona. Quedaría más o menos así. “…Sin duda, debió de ponerse muy pálido, pero siguió hablando con creciente soltura y levantando mucho la voz. Empero, el sonido aumentaba… ¿y qué podía hacer él? Era un resonar apagado y presuroso…, un sonido como el que podría hacer un reloj envuelto en algodón. El jadeaba, tratando de recobrar el aliento, y, sin embargo, los policías no habían oído nada. Habló con mayor rapidez, con vehemencia, pero el sonido crecía continuamente…”. Lo primero que resulta afectado es la distancia de la narración. El narrador se aleja notablemente de los hechos narrados. En el ejemplo original se percibe la sensación de que los hechos están transcurriendo en este momento. El relato está narrado en un pasado inmediato, sin embargo, el vigor de la narración es tan poderoso que incluso renunciando a utilizar el tiempo presente, el lector es sumergido en un ambiente opresivo y por momentos, se llega a experimentar la sensación de que los hechos están ocurriendo ante nuestros ojos. Este es, con diferencia, uno de los mayores logros de la historia, la capacidad de dinamitar las estructuras sintácticas y de recrear, ante el lector, la ilusión de realidad. En el segundo ejemplo notamos de inmediato que la distancia entre el lector y el espacio de lo narrado aumenta. El lector asume que la historia es contada por un narrador omnisciente que tiene el poder de saber lo que piensan los policías: “los policías no habían oído nada”. Debilidad y fortaleza  La fuerza de la ficción se debilita, en este caso, por el uso del narrador omnisciente. La perspectiva cambia de manera radical y disminuye, en cierta forma, la verosimilitud porque un relato escrito por un narrador-personaje con tintes autobiográficos suele ser más conmovedor e interesante que un relato contado por un narrador omnisciente que en sí mismo es un ente de ficción, no muy diferente del narrador-personaje, pero con la diferencia de que este último, sí puede ser real. La elección del narrador depende, como es lógico, de la historia narrada y de las intenciones del escritor. El narrador personaje   El narrador personaje suele ser una excelente opción cuando contamos con una voz poderosa dispuesta a involucrar al lector en la ficción por sus convicciones, puntos de vista sobre un hecho o simplemente cuando nos interesa acercar el foco de lo narrado. La tercera persona, en cambio, nos remite a una distancia media. Elegir el narrador apropiado antes de comenzar a escribir nuestra historia es uno de los primeros retos a los que debemos enfrentarnos. La fuerza y el vigor de lo que vendrá después estará marcado en buena medida por la pertinencia o no de esta elección. En El asombroso viaje de Pomponio Flato Eduardo Mendoza se decanta por la opción de la primera persona. Julia Navarro utiliza el mismo recurso técnico en Dime quién soy. En general, el narrador en primera persona suele ser el preferido para narrar el género negro o simplemente para posicionar el narrador junto al lector, su cercanía suele ser un estímulo suficiente para ganar al lector y persuadirlo de que se encuentra ante una historia extraordinaria.

El estilo de Hemingway

Hemingway trabajó durante años en la búsqueda de un estilo pulcro y aséptico. Su concepción del arte incluía el uso de la técnica de la omisión. Una estrategia narrativa que conecta al lector con una historia sumergida que nunca se revela. Sin embargo aparecen diseminadas, por aquí y por allá pequeñas puntas de lanza, afiladas y dolorosas que desentonan con el argumento y que hacen cuestionarse al lector el contenido de la historia. La narrativa La narrativa de Hemingway es la historia del dolor y la tristeza contada desde la perspectiva de la soledad. No está interesado en narrar historias de amor cursis y melodramáticas y sin embargo, el periplo de Lady Ashley la protagonista de Fiesta contiene en sí mismo el germen del melodrama. La inconstancia de Lady Ashley, su huida de París para vivir una aventura con su amante y el posterior regreso a París, a los brazos de su amante, se convierten en una radiografía de la generación de posguerra que no dudaron en nombrar, en la época, como la generación perdida.  El mito del héroe  Gran parte de su producción transcurre alrededor de la figura del héroe. Sus grandes temas son el amor y la guerra. Incursiona en el sentimiento de pérdida desde una óptica diferente. Lo que le interesa reflejar es el gran desamparo que se esconde tras las ruinas de un gran amor, la fragilidad de los seres humanos ante la vida, la postura heroica del héroe moderno y su soledad. Las claves de su escritura Su estilo directo y escueto, permeado por el oficio de periodista aún genera críticas ácidas. En el año 2012 el novelista John Irving rechazó la mayor parte de su obra, salvo algunos cuentos. No obstante, la obra de Hemingway se sigue estudiando en las universidades y sus lectores se cuentan por millones. Hemingway se convirtió en el maestro del resumen y la pulcritud estilística. Su principal ardid consistía en involucrar al lector en una lectura activa en la que el peso de la trama, descansa en buena medida, sobre los hombros del lector. Sus frases ligeras y desprovistas de grasa marcaron a toda una generación, después de él la mayoría de los autores lo evitaron o siguieron sus pasos. Resumen  Hoy en día la influencia de Hemingway es notoria. La teoría del Iceberg goza de plena salud. El viejo y el mar, a pesar de los años, se sigue leyendo con la misma frescura que en los años cincuenta. Al igual que en el caso de Fitzgerald, la depresión y el alcoholismo están unidos a la figura del maestro. Su vida, convulsa y contradictoria ha pasado a formar parte del imaginario colectivo donde ocupa el lugar del héroe enfrascado en una lucha constante con la naturaleza, con el hombre, con la mujer, consigo mismo. Una lucha que lo persiguió durante toda su vida y de la que se libró solo con la muerte. La elección del punto de vista en la ficción Se ha hablado mucho sobre el inicio y su papel en la novela. La mayoría de los investigadores están de acuerdo en afirmar que el inicio debe despertar la atención del lector y empujarlo a introducirse en la lectura, sin embargo, se ha hablado menos sobre el punto de vista elegido y su influencia en el inicio. Sin lugar a dudas, el punto de vista es uno de los elementos técnicos más importantes al narrar nuestra historia.

Cómo se escribe una sinopsis

La sinopsis resume la esencia de la obra. Debe incorporar varios elementos para que sea atractiva, en primer lugar debe estar bien redactada. Esto implica que sea clara y muy sencilla, un atributo de los textos. El lector no debe experimentar ningún obstáculo. La lectura debe ser ágil y fresca. Pero esto no es suficiente. La sinopsis necesita despertar la curiosidad del lector y convencerlo de que el libro tiene suficiente potencial. Veamos estos puntos, la curiosidad y el potencial. Ambos te ayudarán a comprender cómo se escribe una sinopsis. La curiosidad y el potencial La mayor virtud de una sinopsis es la concisión y su capacidad de sugerencia. No nos interesa un texto que simplemente resuma lo que ocurre porque entonces no despertará nuestra atención. Nos interesa un texto breve y escueto que narre de una manera única un fragmento de la trama especialmente relevante para el lector. Una vez que leamos el fragmento los lectores necesitan experimentar emociones e imaginar una historia excepcional. A veces excepcional significa que el texto ha sido escrito con especial cariño y devoción, como Seda. En otras ocasiones el lector busca historias fantásticas o extraordinarias, llenas de peripecias. Nuestro enfoque, como habrás podido deducir, depende del género. Comunicar, conectar con el lector o el arte de trasmitir emociones  Los escritores son comunicadores natos. El lenguaje es su herramienta así que no necesito explicitar la diferencia entre pobre hombre y hombre pobre. Las connotaciones semánticas, el juego de palabras y el uso de la inteligencia comunicativa deben formar parte del arsenal del escritor. Ahora, cómo comunicamos a través de una sinopsis, ¿qué se necesita? Aprende a conectar, el fragmento sugerente Elige un fragmento de la obra lo suficientemente sugerente como para despertar la curiosidad del lector.  Observa el siguiente ejemplo. “…Con un lenguaje coloquial el autor nos presenta su habana,  la de sus recuerdos. Una imagen verídica de acontecimientos  y personas vistas a través de sus ojos, una parte de la existencia habanera, con sus luces y sombras…” Recuerdos de un Habanero El escritor se ha remitido única y exclusivamente a realizar un resumen general de la obra. No agrega dinamismo ni tensión. Se centra, eso sí en la evocación, pero de una manera tímida, como si se tratara de una señorita perdida en un bosque que se encuentra de repente con un grupo de leñadores con el torso desnudo y sudoroso. Trataré de acentuar el aspecto evocador y dejaré a un lado la apatía presente en el texto anterior. Veamos si lo consigo. Observa la sugerencia de corrección Un retrato evocador y auténtico de la Habana de los años cincuenta. Rolando presenta una Habana inédita y seductora, salpicada de relatos picarescos que captan la esencia del criollo insular. Elimina lo superfluo, cuenta solo lo necesario La sinopsis anterior no está mal, pero se puede mejorar. Probemos otra vez, agregando en esta ocasión, atributos propios de la insularidad. “…Un retrato evocador y auténtico de la Habana de los años cincuenta que revela las interioridades de los barrios habaneros, la picardía de la mujer cubana y el sabor de los mejores puros habanos…”.  ¿Qué te parece? Esta sinopsis tampoco está mal pero no termina de convencerme. ¿Qué tal si creamos una sinopsis que sugiera una historia excepcional? Probemos una vez más. Sugiere una historia excepcional  “…El asesinato del líder José Antonio desata una ola de repudio en toda la isla. Los jóvenes se lanzan a la calle a protestar. El gobierno reprime a los manifestantes y lanza un ultimátum. Ordena al capitán Sacarrías, un connotado asesino del ejército, que detenga las manifestaciones al precio que sea necesario.  El pueblo, enardecido, sale a las calles a protestar, entre ellos está Rolando, testigo excepcional de un hecho histórico que cambió la historia de Cuba para siempre…”. ¿Qué te parece esta sinopsis? El foco cambia totalmente. Por supuesto que la sinopsis no se ajusta estrictamente al libro en cuestión, pero este es un ejemplo que me pareció oportuno reproducir para explicar mejor la cuestión que nos atañe. En pocas líneas debes ser capaz de sugerir una historia excepcional que despierte la curiosidad del lector y lo obligue a iniciar la lectura. Cómo se escribe una sinopsis Si sabes cómo se escribe una sinopsis tienes una parte del camino vencido. Conocer profundamente el libro y buscar el enfoque apropiado te ayudarán a determinar qué debes decir y cómo necesitas decirlo. La piedra angular de la sinopsis descansa sobre la curiosidad, solo explotándola al máximo sabrás cómo se escribe una sinopsis que impacte al lector.

Entrevista a Jorge Sánchez López

Jorge Sánchez López es una de las jóvenes promesas de las letras hispanas. Recientemente El Diario de Sevilla ha publicado un artículo en el que anuncia el lanzamiento de su última novela, “Nunca debiste atravesar esos parajes”. La novela de Jorge fue fichada por la editorial Extravertida. Debido a la COVID, la obra será presentada en la modalidad online, el sábado 31 de octubre a las 12 m hora de Madrid. Te recomiendo que asistas porque Jorge presentará no solo su obra, sino que también compartirá con los asistentes su experiencia como autor. Si te gusta la novela negra y quieres adentrarte en el universo de la detective Heather Parsons del FBI, entonces necesitas asistir. Haz clic en este enlace para asistir a la presentación. —Hola, Jorge. Bienvenido al espacio de la escuela. He visto que has incursionado en diversos géneros, relato, poesía y ahora novela. ¿Por qué aventurarse a escribir novela en vez de continuar con el relato? El relato es un género gracias al cual puedo cultivar una literatura social, intimista o de denuncia, características que lo acercan a la sensualidad de la poesía. La novela, sin embargo, supone un reto debido a la mayor necesidad de planificación, corrección y elaboración de los personajes, su evolución, sus múltiples aristas, el ambiente en el que transcurre la historia y el tratamiento del tiempo. En ocasiones me viene a la mente una idea, pero acaba dando para un pequeño relato que dibuje una epifanía o un momento revelador sin tener que desarrollar toda una trama. —Eres Licenciado en Psicología y Graduado en Estudios Ingleses. ¿Qué peso le otorgas a la formación en técnicas narrativas? La filología y la psicología me dan una visión diferente y única tanto de los fenómenos a describir como del hecho literario, pero hace falta una toma de conciencia de los trucos que hay detrás de la creación. Para eso conté con el asesoramiento personalizado y las sesiones en grupo de Ray, que me ayudó a redefinir otra novela corta, aún inédita, cuyo nombre es “Hielo seco”, con la que me había atascado. La teoría y sugerencias son muy útiles, sin ellas todo lo que uno lleva dentro puede quedarse ahí sin salir o hacerlo de una forma inadecuada.  —En relación con tu obra, ¿cómo das vida a tus personajes y en qué te basas para crear atmósferas? ¿Sigues un guion o un modelo? Me imagino al personaje y lo visualizo. A veces escribo una biografía del mismo, me pongo vídeos de donde saco a esos individuos, cuyas vidas, personalidades y manías imagino. Pienso que las películas y libros que leemos crean un poso inconsciente que termina por reflejarse. Después es posible que tengan una mezcla con personas reales que he conocido. El inspector Almanzor de mi novela inédita, por ejemplo, está basado en un profesor de criminología que tuve, que colaboró con la Guardia Civil y tenía una ironía muy particular. Su vida familiar, sin embargo, quizá se base en la de las muchas familias que conocí dando clases a niños. En “Nunca debiste atravesar esos parajes”, busco las características físicas, los miedos, motivaciones y limitaciones de cada uno. En cuanto a los ambientes, busco el realismo. Me considero un representante de una corriente actual del mismo. Me gusta que las calles, el clima, las fechas y rutinas de trabajo sean verdaderas. No por ello tengo que describir hasta aburrir, simplemente veo documentales, o recuerdo mis propias experiencias si he visitado el lugar, y lo complemento con Google Maps o busco el asesoramiento de aquellos que sí viven allí o leo artículos. El objetivo es que no se suspenda la credibilidad, lo que no impide introducir sueños o pensamientos que creen una sensación surrealista, por ejemplo. Pero todo tiene que ser digerido por el lector. El típico policía que no tiene una sola hora libre o tiene poderes ilimitados no van conmigo. —¿Cuál es el personaje más atractivo de Nunca Debiste Atravesar esos Parajes? ¿Los lectores sentirán mucho miedo o es una novela en la que serán sorprendidos constantemente? La propia Heather encierra muchos de los enigmas y las preguntas que el lector puede hacerse. Es familiar, cercana, amiga de sus vecinos, de los animales, resuelta e independiente, pero también miedosa a veces. Esto la hace una persona de carne y hueso. He intentado trabajar también en Thomas, el encargado de delitos telemáticos, así como en las familias, para que con muy poco quede bien definido el personaje, por su actitud, su conducta en una situación breve y unos pocos rasgos físicos. Me parece importante que los secundarios sean atractivos y que no sean solo un nombre, por más que este pueda transmitir. No es una novela de terror, aunque pueda parecerlo por la estética de la portada y la sinopsis, pero sí utiliza algunas convenciones del género del terror psicológico, sobre todo en la ambientación, la anticipación de posibles desastres y el sentido de urgencia. Tal y como lo ha definido una lectora, hay acción, intriga, secretos y acción. Los giros son buenos, pero no se debe abusar, y para ello los alterno con pequeñas escenas bucólicas o costumbristas de los personajes cuando no están de servicio, o con pequeños flashbacks, y los integro en el capítulo para que no resulte artificial y no haya cortes. —¿Alguna vez has sufrido el temible bloqueo ante la hoja en blanco? Muchas, pero es más bien un bloqueo a la hora de tener ideas definidas para trabajos largos, si hay una idea clara en mi cabeza termina por surgir en el papel. También funciona el dejarse llevar sin un plan determinado, pero eso lo he probado más en los relatos o en la poesía. —¿En qué te inspiras para comenzar a escribir? En un fogonazo, sé que quiero escribir por ejemplo una historia sobre un crimen sin huellas, o sobre un anciano o que esté ambientada en Oropesa del Mar, Dublín o Minnesota. Es una reducción a uno de sus elementos, y después voy definiendo los demás. También me inspira mucho la música, como se puede comprobar en la playlist que he creado para esta novela. En el caso de los relatos, leo noticias, tiro de experiencias pasadas o imagino vidas cotidianas. —¿Cómo surgió la idea de Nunca Debiste Atravesar esos Parajes? A medida que intentaba reescribir y dar forma a Hielo seco, una historia con muchos personajes que después he traducido al inglés, idioma para el que busco publicación en digital o papel en el mercado americano, acerca de un caso ficticio en Castellón que no se sabe si corresponde a envenenamiento, suicidio, asesinato o accidente, me fue surgiendo la idea de crear una historia en Estados Unidos, con un número más controlado de participantes y en la que los sucesos alterasen a todo un país, en lugar de centrarse en casos más regionales. Al principio pensé en hablar de grupos neonazis u organizaciones secretas, pero mi preocupación por la elusión de la justicia y la naturaleza humana y el contacto con películas y libros sobre secuestros de niños me hicieron plantearme hablar sobre el tema para radiografiar la sociedad globalizada y la tecnológica actual, basándome para ello; también en casos antiguos de la historia de la criminología inglesa y americana. —¿Por qué los lectores deberían leer Nunca Debiste Atravesar esos Parajes? Porque van a encontrar una lectura amena, directa, original, en primera persona, con un montón de interrogantes sociales y un trasfondo de temas como los sistemas familiares, la soledad, la amistad, la ambición laboral, la importancia de mantener un equilibrio mental, la codicia, la exposición de nuestra intimidad, el sufrimiento y el deseo de reparación de las víctimas. —¿Te sientes satisfecho con el resultado obtenido? Sin duda, fue escrito en poco tiempo, revisado y después corregido ortotipográficamente con Elena Marqués, que trabaja en el Parlamento de Andalucía. Los capítulos tienen una extensión adecuada, ni muy cortos ni muy largos. Jaime Romero, el editor, ha creado un video muy sugerente y consiguió una portada espectacular. También está realizando una excelente promoción de la obra por tierras andaluzas que yo trato de complementar con la difusión en Madrid. Mi padre también me echa una mano con fotografía digital, creando imágenes y videos que puedan ayudarme a dar a conocer lo que hago. El libro tiene unas dimensiones adecuadas, el tamaño de letra es óptimo para que lo puedan leer personas cuya vista se cansa fácilmente y el papel es ahuesado. El formato me parece muy atractivo, ya que proporciona acceso al ebook y a la música, convirtiéndolo en un objeto muy moderno. —A menudo, los escritores Indie no saben qué camino seguir o qué deberían hacer. Desde tu experiencia como autor, ¿qué les recomendarías? Crearse una comunidad en las redes sociales, hacerse un perfil de Instagram donde se den a conocer y resulten cercanos, colaborar con los artistas que les apetezca para ayudarse mutuamente, sean actores, músicos, pintores o escritores. Yo comparto las películas que veo, los libros que leo y algún texto mío en Instagram, tengo la página de la novela en Facebook y un blog con reseñas de libros y algún poema. Tengo en mente hacer un podcast leyendo textos de autores clásicos, así como audiolibros o relatos orales para llegar a mucha más gente. —¿Qué es lo último que has leído? Estoy acabando “Lejos del corazón”, de Lorenzo Silva, para ponerme con “La novia gitana”, escrito por la enigmática persona que se esconde tras el pseudónimo de Carmen Mola. —Cuando la gente menciona tu nombre ¿con que te gustaría que fuera asociado? Que les resulte brillante y que remueva su conciencia. —¿Cuáles son tus próximos planes?      Decidir si más adelante publico la novela inédita en castellano, escribir relatos sueltos sin importar si conforman un libro de manera inmediata o no y decantarme por un proyecto de novela, sea una secuela o precuela de esta o algo totalmente nuevo, quizá ambientado en Madrid o Dublín en los años 80 o 90. Es algo que aún tengo que decidir. —Por último, ¿qué consejo darías a los escritores en ciernes?       Paciencia, muchas lecturas, que busquen una voz propia y que confíen en sí mismos, que reescriban lo que necesiten y trabajen con el método creativo que mejor les funcione, que se olviden de la censura y del saboteador que tenemos en la cabeza, ese aguafiestas que nos dice que no valemos. A la hora de publicar, que no acepten lo primero que les venga; como me dijo una vez Ramón Miguel Montesinos, es mejor tener dos o tres libros editados en toda tu vida que muchos y muy malos, ya que el bodrio no editado nunca pesará en el currículum. Jorge Sánchez López nació en Madrid en 1981. Es licenciado en Psicología y graduado en Estudios Ingleses y actualmente se dedica a la enseñanza de inglés como lengua extranjera para adultos. Ha publicado los poemarios Sentimientos o vasos comunicantes (Andante, 2011), Errática textura (Celesta, 2013), y Aire y Ángeles, traducción de la obra del poeta metafísico John Donne (Celesta, 2015). Su libro de relatos Remontar la corriente (Libros Indie, 2019), de corte realista y social, ha sido acogido con entusiasmo por los lectores por su estilo directo y reflexivo. Nunca debiste atravesar esos parajes (Extravertida, 2020), su primera novela negra, refleja un interés por la criminología, el cine y la literatura de suspense, género al que pertenecen otros de sus trabajos inéditos en español e inglés. Ha colaborado en eventos artísticos en la escena madrileña, realizando numerosos recitales con pianistas y guitarristas. También ha participado en la antología Anónimos de Cosmopoética y en la Revista Cheshire. Blog www.ondasaladas.blogspot.com.es Página de Facebook https://www.facebook.com/nuncadebisteatravesar Compra sus obras Nunca debiste atravesar esos parajes. Novela negra. 2020. Comprar en Papel Comprar libro digital Remontar la corriente. Relatos. 2019. Comprar en papel

Evita estos 9 errores al escribir una novela

Escribir una gran historia es un verdadero reto. A veces no importa la dedicación que pongas en realizar la tarea, simplemente la historia no sale como esperábamos y esto es un verdadero dolor de cabeza para los autores porque se sienten perdidos y desalentados. Hoy comparto 9 errores de principiante que debes evitar para que la historia fluya. El inicio, lo que nunca debes hacer Evita los principios blandos y explicativos. Ser morboso tampoco es una opción ni caer en el sentimentalismo. Existen más de cien maneras de arrancar una historia, pero solo una es la apropiada para tu texto, el resto son salidas en falso. Es harto conocido que un gran inicio debe tener un gancho para capturar al lector. Esta fórmula es antiquísima y funciona, pero ¿en serio crees que esto es todo? En La insoportable levedad del ser Milán Kundera ofrece un ejemplo de lo quiero decir. Su inicio dinamita las estructuras conocidas, juega con el lector y esto lo convierte en un mago, en el arquitecto de la obra porque ha superado las reglas. Esa es su manera de romper las fronteras de lo cotidiano, así es como rompe las expectativas de los lectores y genera nuevas interrogantes. Los personajes Olvida la definición de planos o redondos. Este conocimiento es meramente orientativo. Te servirá para empezar, pero no para crear personajes de carne y hueso capaces de conmover y emocionar. Necesitas entender el alma humana y eso demanda capacidad de observación y curiosidad. Un personaje debe rezumar vida y eso solo se consigue si eres capaz de comprender, de un vistazo, la mayor virtud o el principal defecto de un ser humano. Caracterizar es revelar a través de acciones el mundo interior del individuo y esto requiere concentración. Prisas y más prisas  A veces reviso novelas con una excelente trama que desgraciadamente son un verdadero horror porque están mal escritas. Y no me refiero solo al aspecto ortográfico, influye la habilidad narrativa del escritor, su pericia para hilvanar la historia y crear situaciones, entre otros muchos factores.   Cada historia necesita su tiempo de maduración. Escribir más rápido te hará un flaco favor. En serio, tómate el tiempo necesario para definir los diálogos y las situaciones, no se trata de escribir más rápido sino de escribir una historia excepcional.   El clímax y el final  La obra no está terminada hasta que encuentras el final perfecto. Mientras esto no ocurra irás dando tumbos con finales de medio pelo que no satisfarán al lector. Si el clímax es importante para el lector un gran final es el equivalente al clímax multiplicado por cien porque se unen dos condiciones, además del efecto conseguido, la pena natural que experimenta el lector ante la finalización de la obra, la bajada del telón. Un final, por fuerza, necesita ser grande. Los grandes finales suelen ser conmovedores y a veces lacrimógenos, para que esto ocurra debe estar conectado con el clímax. Aprende a conectar tus finales con el clímax y crearás finales excepcionales La redacción y la corrección La revisión es una nueva oportunidad que la obra te ofrece para aprovechar los espacios vacíos, los errores silenciados por la trama y la euforia de los primeros días. Una vez que superes el entusiasmo inicial empieza a leer con el detector de porquería activado (Hemingway prefiere llamarlo el detector de mierda, yo soy menos atrevido). Revisar no es corregir los errores ortográficos, supone analizar de manera concienzuda la obra a todos los niveles en busca de incoherencias. Corregir también equivale a repensar la obra y por supuesto, a enriquecerla. El lector y la crítica  En ningún caso te recomiendo ser complaciente con el lector o la crítica. La obra del escritor es su territorio y debe sentirse a gusto en sus dominios. Juega con el lenguaje, sé irreverente y haz soñar a los lectores y al mundo con tu visión, de lo contrario te convertirás en un engranaje más de la maquinaria del mercado. Puedes tener en cuenta a los lectores, pero cuida tus principios, este consejo te mantendrá a salvo de muchas tentaciones.  Los grandes creadores también fueron grandes reformadores y eso significa que necesitas estar comprometido con tu arte y con tu visión de la realidad. El arte es arte o es mierda (la frase es de Portinari). Seguir las tendencias o el gusto del público no te ayudará a escribir mejor. No obstante, como casi todo en la vida, es una elección personal.

7 hábitos de los escritores exitosos

Internet está poblada de poéticas creadas por los escritores en las que comparten sus conocimientos sobre el arte de escribir. La mayoría de las veces las poéticas son contradictorias y más que iluminar, oscurecen y crean confusión entre los escritores noveles. En este artículo explicaré los 7 hábitos que siguen los escritores exitosos durante su carrera literaria para mantener su producción y mejorarla. Si no estás convencido de que esto es lo que necesitas para mejorar echa un vistazo al primer párrafo. Leer Sin lectura no hay aprendizaje posible. No se concibe un gran escritor que no sea, a su vez, un gran lector. La lectura forma parte del trabajo diario que debe realizar un escritor. Poe, Chejov, Korolenko, Puskin, Gorki y un largo etcétera fueron grandes lectores. No se trata, como algunos creen, de conocer las obras que nos precedieron y mantenerse actualizado, se trata de interactuar con el texto de una manera provechosa. Al leer debemos observar la técnica utilizada por otros escritores y entender los recursos que utilizaron para solucionar los retos técnicos. En este libro, Cómo lee un  buen escritor, aprenderás todo lo que necesitas para mejorar tu lectura. Disciplina Sin disciplina no hay avance posible. Se dice de manera errónea que los jóvenes de hoy o la generación Milenial lo quiere todo de inmediato y sin esfuerzo. En realidad esta no es una característica de los Milenial sino de los adolescentes y jóvenes inexpertos. En cualquier sociedad y en cualquier época podemos encontrar este afán, necio en sí mismo, de alcanzar la gloria sin esfuerzo. Escribir es un arte al que debemos sacrificar lo mejor de nosotros. Si no eres capaz de establecer una rutina de estudio y aprendizaje y de mantenerla en el tiempo tendrás grandes dificultades para avanzar en el camino. Las rutinas se establecen con tiempo y paciencia. Antes de lanzarte a la tarea necesitas planificar para mejorar las posibilidades de éxito. Veamos por qué es importante la planificación. Planificación Aprende a identificar las tareas claves diarias. Alberto Pena nos invita a preguntarnos lo siguiente para planificar de un modo productivo.  ¿Qué es realmente lo que tengo que hacer? ¿Qué hay detrás de la tarea que estoy a punto de iniciar? Además de hacerla... ¿qué voy a conseguir completándola? ¿Qué pide de mí esta tarea que estoy a punto de hacer? A la hora de hacer las tareas, ten siempre en cuenta estos puntos: Sitúa las tareas en momentos del día donde vas a poder dar lo mejor de ti. No permitas que ninguna otra tarea menor o cualquier actividad las estorbe. Cuando te pongas con la tarea echa toda la carne en el asador, exprime todo lo bueno que tienes y eres, y pon lo mejor de ti en ellas. Motivación Sin motivación no hay acción posible. La capacidad de automotivarnos a diario puede marcar la diferencia entre un rendimiento mediocre o un trabajo excepcional. Se trata, como es lógico, no solo de observar el aspecto positivo de la tarea sino de evaluar con inteligencia y sentido común las posibilidades de éxito. La automotivación, en ningún caso, debe ser un suicidio consciente. Escribir sin medios económicos o agotando nuestras últimas fuerzas y recursos con la esperanza de escribir la gran obra y ser descubierto por una editorial, como ocurrió con la autora de Harry Potter, no es una opción razonable. Si no percibes ingresos lo primero es resolver esta situación. En este caso, la motivación la entiendo como el motor que nos ayuda a escribir a diario a la vuelta del trabajo, cuando estamos cansados. La motivación y la actitud están muy relacionadas. Es difícil levantarse una hora antes de lo usual para escribir, es difícil leer ciertos libros considerados clásicos por su densidad o asistir a clases de técnica narrativa un sábado, considera estos esfuerzos como parte de tu sacrificio personal. Ahora, no valdrá de nada este esfuerzo si no obtienes resultados y para obtener resultados es imprescindible conservar el amor por la escritura, alimentar la llama del placer. La motivación juega un papel fundamental para cambiar nuestra actitud y conectar de un modo profundo y placentero con las historias que deseamos contar. Resilencia  Resistencia y adaptación. El ser humano se distingue por ser un bicho con una enorme capacidad de adaptación. Los escritores, los actores y en general, los artistas, somos abanderados en el arte de la resistencia y la adaptación. Nuestra vida transita a medio camino entre la verdad objetiva, o sea, el mundo que nos circunda y nuestro universo personal modelado por la ficción, la fantasía y en general por nuestra capacidad de fabulación. En no pocas ocasiones los autores han prescindido completamente de la verdad para embellecer el mundo. Así ocurre en El pequeño príncipe o en Seda. Dos relatos de ficción contados con una precisión inusual que destacan por la belleza de la forma y por el profundo mensaje que trasmiten, al final, se trata siempre y únicamente de amor. Esa debe ser la verdad más profunda que te ate a tu obra, en eso deberás pensar cuando te sientas cansado y hundido, cuando veas el cielo negro y la tormenta sobre ti, la resilencia es la capacidad de soportar las negativas y la indiferencia de las editoriales con una sonrisa en los labios. Pero sobre todo, resilencia es la capacidad de reconocer las deficiencias y trabajar sobre ellas hasta convertir nuestras debilidades en fortalezas, eso es resilencia y adaptación. Dos armas formidables que debes cultivar. Acción y producción  Las acciones pequeñas y reiteradas son las que nos permiten alcanzar objetivos. Las grandes historias se escriben poco a poco. Escribir cada día un folio o cada dos días debe ser parte de nuestra rutina. Algunos escritores optan por mantener esta rutina solo cuando están escribiendo un libro. Sea cual fuere tu decisión necesitas desencadenar acciones pequeñas y estratégicas para producir. Si te aturde el hecho de escribir una novela puedes empezar por definir el inicio. Cuando no progresas en la elaboración de un capítulo o con un personaje déjalo descansar. Trabaja en los aspectos más claros, busca el meollo del texto, su verdad más profunda, agárrala del cuello y no la sueltes hasta que el texto progrese lo suficiente como para ser extraordinario. Buscar un rendimiento menor corresponde a espíritus conformistas. Revisión  La revisión es casi tan importante como la escritura de la obra. Si no revisas los textos estás incurriendo en un pecado capital. La revisión es el toque mágico que necesita tu trabajo para reverdecer en las manos de tus lectores. No se trata de revisar la ortografía y los aspectos formales sino de atacar el texto con una mirada única y relevadora que desencadene el potencial de la ficción e impacte como un trueno en tus lectores. Resumen  No es posible predecir qué obra será abrazada por el público y cuál no, sin embargo, sí podemos crear una metodología de trabajo efectiva que facilite nuestra tarea. Mejorar nuestra gramática, adquirir destrezas narrativas o dominar la técnica en su conjunto son elementos que suman puntos, pero no son suficientes. Para adquirir la maestría es necesario adquirir hábitos que nos permitan dar pasos de gigantes. Por eso decidí compartir los 7 hábitos de los escritores exitosos. El camino es arduo y no está exento de peligros. No se aprende a escribir con un curso de tres meses ni es viable escribir una novela decorosa en treinta días porque las obras, como los buenos vinos, necesitan su propio proceso de decantación. Con cada obra escrita nos adentramos un poco más en los secretos de la ficción y aprendemos a vislumbrar los temas más apropiados a nuestro estilo, la dinámica que mejor se adapta a nuestro trabajo y por supuesto, cómo abordar la realidad con un sello especialísimo.

Cuánto cuesta publicar un libro en Amazon

Amazon no cobra nada por permitir a los autores utilizar su plataforma. La alternativa a la publicación tradicional surgió como un modelo fresco y novedoso que permitía la inclusión de un número importante de autores que no tenía la posibilidad de acceder al mercado editorial. Muchos profesionales utilizan Amazon para vender sus obras. Entre ellos se cuentan médicos, arquitectos, etc. Generalmente estos libros gozan de calidad y ofrecen conocimientos relevantes para la comunidad. El mayor problema estriba en el apartado de novela. Es ahí donde abundan los buitres, las comadrejas y todo tipo de ave carroñera empecinada en dar gato por liebre al lector sin valorar el esfuerzo de los autores honestos. Las ventajas de publicar en Amazon ¿Sigues sin saber cuánto cuesta publicar en Amazon? La usabilidad de la plataforma es una gran ventaja. Amazon permite configurar una cuenta y remitir una obra en poco tiempo. Una vez que esto ocurre, el texto es revisado por el equipo de Amazon. Si la obra cumple los criterios de calidad suele ser publicada  en el plazo de 48 horas. Amazon te permite elegir precio La elección del precio y los pagos mensuales son dos aspectos muy estimados por los escritores. Recibir ingresos mensuales por las ventas de tus libros es muy estimulante. Por último, el precio lo decide el lector. Las regalías del libro en formato digital ascienden al 70%. En papel disminuyen al 60 – 65% del precio. A pesar de ello, todavía es un buen negocio. Las regalías que manejan las editoriales rondan el 8 – 10%. Si tienes suerte consigues un poco más, pero nunca más de un 25%. Eso en el caso de las vacas sagradas. Si eres tan solo una ternera deberás conformarte con un 8 o 10%. (1) Si todavía no sabes cuánto cuesta publicar en Amazon sigue leyendo. Estas ventajas de ayudarán a entender el poder de la plataforma. Otras ventajas de publicar en Amazon  Pero las ventajas no terminan aquí. Amazon ofrece la posibilidad a los escritores de solicitar libros baja demanda para realizar presentaciones físicas a un precio preferencial. Es decir, si deseas hacer una presentación física puedes encargar 40 o 50 libros con un precio especial para el autor que suele rondar entre los 2.79 y los 4€ cada ejemplar. El precio depende de la extensión de la obra. La inversión en la edición de la obra y la portada La web está llena de tutoriales que enseñan a publicar un libro en Amazon. No necesitas incurrir en este gasto. No obstante, es posible que te compense explorar las opciones que ofrecen los profesionales especializados en Amazon.  En ese caso, el esquema de gastos puede quedarse como sigue. Servicio Precio Publicar en Amazon 150€ (papel y ebook) Edición de la obra Desde 150€ a 240€ Portada Desde 90€ a 190€ Estos precios son estimaciones. Los números pueden subir o bajar un poco, pero no mucho. La cosa cambia bastante cuando decides contratar a una editorial pirata. Algunas cobran 860€ por 50 ejemplares. Contras de publicar en Amazon En el mundo hispanoparlante, Amazon goza de popularidad pero todavía no es apreciada como una editorial de prestigio. Si decimos a un amigo que nuestro libro ha sido publicado por la editorial Planeta sentirá admiración o un poquito de envidia. En cambio, si comentamos que hemos sido publicados en Amazon es posible que nos miren de reojo. A pesar de esto, Amazon es una editorial internacional, tan poderosa que está monopolizando el mercado de libros. Consideraciones finales La percepción sobre la publicación en Amazon está cambiando a diario porque los autores más relevantes cuelgan sus obras en esta plataforma. Conformes o no, las editoriales grandes se han tenido que subir al carro de Amazon y publicar a sus autores en la plataforma. Es eso o morir. Para nadie es un secreto que Amazon domina el mercado digital y que cuenta con millones de lectores que a diario buscan nuevas historias. Ándate con ojo porque uno de esos lectores puede comprar tu historia. Ahora ya sabes cuánto cuesta publicar un libro en Amazon. Notas Algunas editoriales piratas aumentan las regalías a los autores hasta el 25%. Forma parte de su estrategia para captar al escritor.

Si eres escritor y padeces de bloqueo ¡despierta! La creatividad está aquí

Las investigaciones de los últimos veinte años han demostrado que la creatividad es una habilidad susceptible de ser adquirida con el entrenamiento adecuado. Investigadores como  Mihály Csíkszentmihályi, Chris Grivas o Gerard Puccio, nos han ayudado a entender la importancia de aprender el enfoque adecuado para desatar nuestro potencial creativo. Esto es aplicable a todas las áreas de la vida. Si eres escritor y no estás contento con tu capacidad de fabulación no significa que debas conformarte. Los escritores que padecen el temido bloqueo también pueden aprender las nuevas técnicas que están utilizando los especialistas para explotar el gran potencial de la mente creativa en la elaboración de historias apasionantes. Cómo desarrollar una mente creativa  La educación convencional no estimula el desarrollo de la mente creativa. En particular, la educación impartida por educadores con un enfoque tradicional se basa en el aprendizaje de un conjunto de conocimiento precocinados que con el paso del tiempo se pierden. Desde finales de los años 80 países como Francia, Estados Unidos, Cuba o Inglaterra han seguido un enfoque educativo más funcional, en el que los alumnos aprenden a razonar utilizando técnicas colaborativas cuyo objetivo es estimular el aprendizaje por descubrimiento. Es decir, el modelo persigue la cocreación del conocimiento a través de dinámicas grupales. La desintoxicación es el primer paso  El papel jugado por los maestros en la formación de la personalidad es vitalísimo. El juicio de un profesor demasiado severo puede causar un daño permanente en la personalidad del individuo. Si escuchas en repetidas ocasiones que lo tuyo no son las matemáticas o que no tienes un ápice de creatividad, entonces es muy probable que con el paso del tiempo consideres que efectivamente, no eres lo suficientemente bueno para dominar las matemáticas. Prejuicios adquiridos, desmotivación y baja autoestima  En particular, los comentarios en los que se comparan los resultados obtenidos por los niños de una misma clase suelen resultar en extremo perjudiciales. Por ejemplo, cuando los niños reciben una respuesta tipo: “no está mal lo que dices, pero la respuesta de José es mucho mejor”.  Justo este es el tipo de comentario que erosiona la autoestima y siembra la desmotivación en el alumnado. Si tu educación no fue la adecuada necesitas desprenderte de los prejuicios adquiridos y plantearte nuevas metas. La creatividad te ayudará a impulsar cualquier proyecto en el que estés enfrascado, desde la escritura de un cuento hasta la creación de una novela. Creatividad y bloqueo del escritor, ¿por qué no soy capaz de imaginar una gran historia? La creatividad se entrena a diario. Los escritores que nunca han escrito una novela o que son incapaces de continuar su trabajo creativo tras escribir 70 u 80 folios necesitan, en el primer caso, establecer objetivos realistas, y en el segundo comprender la necesidad de adquirir estrategias narrativas adecuadas. Las historias no aparecen de la nada. Tampoco funcionan por arte de magia. Incluso, cuando interviene la inspiración (el aspecto intuitivo), detrás hay un proceso de maduración que suele tardar meses y a veces años. En ocasiones no estamos preparados para las historias que deseamos contar por razones emocionales, psicológicas, técnicas, etc. La buena noticia es que si aprendes a desarrollar la creatividad podrás decirle adiós al bloqueo. ¿Cómo seguir la ruta de la creatividad?  Entender cómo funciona el proceso creativo te pondrá a las puertas del pensamiento creativo. No basta, en ocasiones, con el dominio de técnicas como la lluvia de ideas o la puesta en práctica de consejos generales. En realidad, el primer paso para seguir la ruta de la creatividad y mejorarla hasta alcanzar un rendimiento superior radica en tu deseo y en tu actitud. Convierte el deseo en tenacidad para alcanzar objetivos y haz de tu actitud, una sólida barrera que te mantenga a salvo de la procrastinación. Desarrolla tu creatividad sin prisa No es necesario que dejes la lectura y empieces a escribir ahora mismo. La adquisición gradual de hábitos suele brindar mejores resultados. La puesta en práctica de rutinas creativas te ayudará a comprender cómo funciona el mecanismo de creación, pero lo que con diferencia te aportará información relevante para despegar es entender de qué manera funciona para ti la creatividad. ¿Qué sensaciones despierta el olor del chocolate? ¿Cómo reaccionas ante el aroma del café? ¿Qué obras de arte o qué libros excitan tu imaginación? Cualquier persona es capaz de imaginar una gran historia, sobre todo, si encuentra el contexto adecuado y las herramientas necesarias para escribirla.

Cómo empezar un libro

Comenzar la historia narrando un inicio trepidante también suele ser muy efectivo. Es cierto que no siempre es necesario. Se cuentan por millares las obras que no inician de esta manera y que son capaces de captar la atención del lector, como sucede en El Perfume. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué argucia utiliza el escritor? La respuesta es muy sencilla. El escritor utiliza una incógnita que despierta la curiosidad del lector. El inicio a través de la incógnita  ¿Recuerdas la novela negra o mejor, los policiacos? La literatura policiaca y el thriller suelen auxiliarse de este recurso. El escritor presenta un rompecabezas muy atractivo que suele funcionar como un detonante para introducir al lector en la trama. A partir de ese momento el lector no podrá despegarse del libro. Los escritores más experimentados suelen matizar estos inicios de una manera muy especial. Introducen un hecho asombroso e inexplicable que rete a la lógica. Revisa la producción literaria de Arthur Conan Doyle para que te apropies de este recurso. El inicio cumbre Otra forma muy común de provocar la curiosidad del lector es traer el Clímax al principio. Por ejemplo, la obra puede empezar con el personaje principal a punto de saltar de un rascacielos. Desde su posición domina la ciudad, observa a la gente corriendo de un lado a otro, los carros de bomberos a toda mecha por la ciudad, los gritos de los transeúntes y en general aprecia el caos propio de un evento de esta magnitud. El protagonista puede reflexionar sobre su estado, sobre los hechos que lo condujeron a esta situación y a partir de ahí contar la historia. ¿Sabes organizar la historia?  Pero no todo consiste en plantear el inicio más o menos con habilidad. La organización de la historia juega un papel fundamental. La historia se puede trabajar desde diferentes perspectivas. El autor puede imaginar las diferentes partes de la historia y determinar el mejor punto para iniciarla. Sin embargo, hay autores que simplemente se lanzan a escribir y son capaces de elaborar un inicio arrasador. ¿Por qué ocurre esto? ¿Eres temperamental o flemático? La respuesta es muy sencilla. Estos autores gozan de una intuición que les facilita buena parte del trabajo. En otras ocasiones, se trata de una mezcla entre la intuición y la experiencia. Si eres temperamental o dado a seguir tus impulsos es muy probable que este método funcione bien contigo. Escribir, recuérdalo, también es un proceso de autoconocimiento. Técnicas para escritores bloqueados Los escritores bisoños suelen hacerme la misma pregunta una y otra vez, cómo empezar un libro. La respuesta es más compleja de lo que a primera vista puede parecer. Influyen diversos factores, la experiencia es uno de ellos, la habilidad del escritor en la redacción de textos y por supuesto, el dominio del tema abordado. Si no dominas el tema en cuestión es difícil narrar una historia que parezca verosímil. Porque no se trata solo de contar una historia ni de cómo empezar un libro, sin más, en realidad se trata de cómo empezar un libro de una manera excepcional. Resumen Hemos esbozado tres técnicas que te ayudarán a escribir un libro. La técnica de Antón Chejov, el inicio basado en el Clímax, y el inicio a través de la incógnita. El desarrollo de la historia no resulta difícil una vez que organizamos la historia y conocemos cada una de sus partes en profundidad. Pon en práctica estos consejos y cuéntame si son útiles. Ahora ya sabes cómo empezar un libro. Deja un comentario y comparte otros inicios que resulten beneficiosos para la comunidad. ¡Seguimos! Ray